martes

Dónde, Santiago Maldonado dónde está?

Pin It



Escribo, pienso, leo...
Escribo 
pienso 
leo 
traduzco veinte páginas 
oigo el informativo
escribo
escribo
leo.
Dónde estás
dónde estás.

Idea Vilariño

Dónde, Santiago Maldonado dónde está?

Dibujo de Marcelo Mosqueira


SANTIAGO MALDONADO es un joven argentino, artesano que permanece desaparecido desde el 31 de julio durante un operativo en manos de Gendarmeria que avanzó, según varios testigos, sobre el grupo de manifestantes que estaba bloqueando un camino en la provincia de Chubut, a unos 1.800 kilómetros al sureste de la capital argentina, reclamando e intentando frenar el avanza sobre tierras que les pertenece ancestralmente.

viernes

Claudia Noguera Penso (Venezuela, 1963)

Pin It


Yo te busco desgastándome
y espero que la línea del paisaje
se haga una sola.
Yo me siento a esperarte
con la certeza de que llegarás
por destino, por deseo.

Te encierro en mis palabras
las que repito cada día
las cotidianas
para que las escuches a lo lejos
cualquier lejos.

Y nunca te pierdas.

martes

Margaret Atwood

Pin It
(...)

Necesito ojos de lobo para ver
la verdad.

Me niego a mirarme en un espejo.

Que lo salvaje exista
o no
sólo depende de quien viva en ello.




de The Journals of Susanna Moodie. Oxford: Oxford University Press, 1970.

también hay versión española de Lidia Taillefer y Álvaro García de 1991 en la editorial Pre-Textos]

domingo

Mariana Rinesi ( Argentina, 1981)

Pin It
19:20  LLUEVE

como si el cielo se hubiese cansado de tanta pena
como si alguien allí arriba quisiera barrer esta mugre
limpiar los vidrios
rotos
enormes gotas y neblina

Primera vez que observo el cielo
hace tanto
Como la gata a la espera de los grillos
o de una sola razón
para rascarse

Acá también huele a sangre seca
huele a la última vez que te resguardaste entre mis piernas
Qué importa la ropa mojándose por siempre
ni el sol oculto ni los pájaros en silencio

Huele a la primera vez, también, de algún cuento

La noche vendrá tranquila y triste
una vez más guiñando y el ocaso


PIEDAD BONNETT (Colombia, 1951)

Pin It


VOY A OLVIDARTE, TE LO ADVIERTO;
voy a sacar de mi corazón las tardes y los besos,
voy a matar las neuronas que aún te recuerdan
como eras hace dos meses.
Voy a olvidarte, te lo advierto.
Y un día, quizás mañana, hasta llegue
a pensar que nunca exististe,
que te parieron mis sueños,
que tu canto era sólo la noche y el viento
silbando.
Te voy a olvidar, te lo advierto.
Voy a olvidar tu cara, tu cuerpo,
las palabras de amor que pronunciaste
las voy a suprimir de mi vocabulario.
Ya no haces falta... es cierto;
Voy a suprimirte de mis hábitos,
voy a borrar las letras de tu nombre,
sílaba a sílaba.
Tus boca bien puede remplazarla otra boca rosada,
el calor que inventaste bien puede suplirlo otro fuego.
Voy a olvidarte, te lo advierto.

martes

Gabriela Wiener ( Perú, 1975)

Pin It
La fuerza del cariño



hoy mamá vino a visitarme
estuvimos viendo “La fuerza de cariño”

en la película
una madre y su hija adulta toman té luego de un baño reconfortante
y conversan de sus vidas tendidas en una ancha cama

es gracioso
nosotras vemos la tele acostadas en mi cama matrimonial

pero no tomamos té

como una vaca y su ternero
sólo juntamos nuestras narices y nos damos leche

nos vamos antes de ver morir a la hija
mejor
sino hubiéramos llorado juntas
y es horrible llorar por ese tipo de cosas


Flavia Soldano(Argentina)

Pin It
DESIERTOS
“golpea el polvo de la tierra”
Éxodo 8:18

cuántas versiones hay?
archivo de letras caracoles caravanas espejismos sicomoros
errantes arameos caminan hacia los ásperos confines de la lente
túneles de catalejo enfocan destellos zarzas voces adelfas almas
del desierto donde anidan aguas muertas allí beben dromedarios
náufragos nómades siluetas sin sombra

golpes de vara en el polvo y avanzan langostas golpes al cielo
engendran tinieblas plagas pueblos primogénitos calan camellos en
las cavernas del viento

por la orilla del cierzo traman pieles
siroco seca la estaca
Stalingrado cruje la nieve
astillas de artilleros tapan la tierra un manto de saurios tajos entre
pampas áridas se precipita por saturadas trincheras
filtra una guerra esteparia en pingües planicies violentas

hay otros desiertos

lunes

en memoria de Edna Pozzi( Argentina, 1926-2017)

Pin It



Poema I

"Y mirándote, como ahora te miro
muerto sobre una hoja de otoño
una hoja dorada y traslúcida
por esa dificultad que da la muerte
tan profunda y compleja
para la gente del amor
que se muere sencillamente
sin demasiadas estridencias
con el cuerpo desnudo apoyado
en calendarios rotos"




La niña en el columpio


En cada atardecer
el hombre baja las escaleras de su casa
y se sienta en el parque a esperar las estrellas
En el parque hay una niña columpiándose
y en cada movimiento su cuerpo de cinco años
cubierto con un vestido blanco
traza rayas de luz en el crepúsculo
El hombre ve el resplandor
la finura exacta de la luz
pero sus ojos detenidos en la estrella más lejana
vislumbran la otra niña
la que en Oxipur o Calibán
está balanceándose en un columpio
con un vestido blanco bordado de flores amarillas
Las niñas no se conocen
pero el hombre sabe que el universo
es así de preciso y bello e inútil
Quisiera quedarse en el parque
escuchando el ruido del columpio
pero trepa las escaleras de su casa
donde lo esperan dioses oscuros y pequeños
dioses con olor a pena y a rocío
y a pan recién horneado
y a corazones rotos

sábado

Diana Bellessi (Argentina, 1946)

Pin It
Es toda mi fortuna


Buenos Aires se desliza
en la cascada de sus fresnos
y por un rato se ve
tan bello, esa dulzura
de abril aquí en el barrio
cuando un acorde bajo
suena y se oyen indomables
pájaros sobre el follaje

los vecinos con tricotas
de lana y algodón parecen
tener un aire de campo
o será que lo hago yo
en la mirada para hacerme
una casa y escribir
como no estando aquí
Buenos Aires, la ciudad

más linda del mundo
igual me deja sin habla,
la de adentro que te da
un nombre en el concierto
para borrase aunque es
también tu nombre, no anónimo
sino secreto como esos
pajaritos cuando vuelven
a cantar después de un rato
de silencio. La parrilla
de la vía está repleta
de chorizos dorándose
por un peso que acomoda
cuidadoso el parrillero
tranquilo porque es temprano
y crepitan con olor

sabroso en humito lento
que pararse una quisiera
y tomar un mate admirando
la tarea sobre el fuego
como lo hace el otoño
sobre nosotros y las cosas
si le diéramos al ojo
un poco nomás de tregua

porque de eso se trata
aun aquí donde todo
adelgaza y pareciera
la nota de horror nos calza
cuando el sordo corazón
al bajo aquél se queda solo
en medio del concierto
donde la sombra dispara

y no podemos pararla
o guardarla dentro nuestro
para cambiar así
la melodía letal
que amenaza caer
sin desliz en la cascada
tan bella de abril aquí
en la ciudad, y tan cierta.


De La rebelión del instante, Adriana Hidalgo, Buenos Aires, 2005

martes

Elizabeth Bishop

Pin It
Un arte


El arte de perder no es muy difícil;
tantas cosas contienen el germen
de la pérdida, pero perderlas no es un desastre.
Pierde algo cada día. Acepta la inquietud de perder
las llaves de las puertas, la horas malgastadas.
El arte de perder no es muy difícil.

Después intenta perder lejana, rápidamente:
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de eso será un desastre.

Perdí el reloj de mi madre. ¡Y mira! desaparecieron
la última o la penúltima de mis tres queridas casas.
El arte de perder no es muy difícil.

Perdí dos ciudades entrañables. Y un inmenso
reino que era mío, dos ríos y un continente.
Los extraño, pero no ha sido un desastre.

Ni aun perdiéndote a ti (la cariñosa voz, el gesto
que amo) me podré engañar. Es evidente
que el arte de perder no es muy difícil,
aunque pueda parecer (¡escríbelo!) un desastre.



*Algo más sobre la poeta Elizabeth Bishop .Vida y poesía
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...