jueves

Elsa Borneman

Pin It


"Cada año nuevo llega con los mismos colores de siempre. Pero ninguno es totalmente
verde… Y los pies continúan descalzos… Y el rey sordo.
Hasta que, en la última semana de cierto diciembre, un muchacho toma una lata de pintura verde y una brocha. Primero pinta el frente de su casa, después sigue con la pared del vecino, estirando el color hasta que tiñe todas las paredes de su cuadra, y la vereda, y los cordones, y la zanja… Finalmente; hunde su cabeza en otra lata y allá va, con sus cabellos
verdes alborotando las calles del pueblo:
– ¡El aire ya huele a
verde! ¡Si todos juntos lo soñamos, si lo queremos, el año verde será el próximo!
Y el pueblo entero, como si de pronto un fuerte viento lo empujara en apretada hojarasca, sale a pintar hasta el último rincón. Y en hojarasca verde se dirige luego a la plaza mayor, festejando la llegada del año
verde. Y corren con sus brochas empapadas para pintar el palacio por fuera y por dentro. Y por dentro está el rey, que también es totalmente teñido. Y por dentro están los tambores de la guardia real, que por primera vez baten alegremente anunciando la llegada del año verde.
– ¡Que llegó para quedarse! –gritan todos a coro, mientras el rey escapa hacia un descolorido país lejano.
Ese mes de enero llueve torrencialmente. La lluvia destiñe al pueblo y todo el
verde cae al río y se lo lleva el mar, acaso para teñir otras costas… Pero ellos ya saben que ninguna lluvia será tan poderosa como para despintar el verde de sus corazones, definitivamente verdes. Bien verdes, como los años que –todos juntos—han de construir día por día."


de "El año
Verde", cuento de Elsa Borneman que integró el libro Un Elefante Ocupa Mucho Espacio, prohibido por la dictadura en 1977.

Yo me nazco... M. Elena Walsh

Pin It
Yo me nazco, yo misma me levanto,
organizo mi forma y determino
mi cantidad, mi número divino, 
mi régimen de paz, mi azar de llanto.

Establezco mi origen y termino
porque sí, para nunca, por lo tanto.
Soy lo que se me ocurre cuando canto.
No tengo ganas de tener destino.

Mi corazón estoy elaborando:
ordeno sufrimiento a su medida,
educo al odio y al amor lo mando.

Me autorizo a morir sólo de vida.
Me olvidarán sin duda, pero cuando
mi enterrado capricho lo decida.

miércoles

Margaret Atwood

Pin It
LA CANCIÓN DE LAS LOMBRICES

Pasamos demasiado tiempo bajo la tierra,
ya hicimos el trabajo,
somos montones y una,
recordamos el tiempo en que éramos humanas

Vivimos entre raíces y piedras,
cantamos sin que nadie nos escuche,
solo salimos a la superficie
de noche para amar

y eso indigna a las suelas de las botas,
la estricta religión del cuero.

Ya conocemos el aspecto de las botas
miradas desde abajo,
ya conocemos su filosofía,
la metafísica de la patada y el escalón.
Nos dan miedo las botas,
pero desprecio el pie que las precisa.

Muy pronto invadiremos todo
como yuyos, pero despacio;
se van a rebelar las plantas prisioneras
con nosotras, las cercas caerán,
los muros de ladrillo temblarán derrumbados,

y ya no habrá más botas.
Mientras, comemos polvo
y dormimos; estamos a la espera
bajo tus pies.  Cuando digamos “Al ataque”
no vas a escuchar nada
en un principio.
.
.

SONG OF THE WORMS

We have been underground too long,
we have done our work,
we are many and one,
we remember when we were human
We have lived among roots and stones,
we have sung but no one has listened,
we come into the open air
at night only to love
which disgusts the soles of boots,
their leather strict religion.
We know what a boot looks like
when seen from underneath,
we know the philosophy of boots,
their metaphysic of kicks and ladders.
We are afraid of boots
but contemptuous of the foot that needs them.
Soon we will invade like weeds,
everywhere but slowly;
the captive plants will rebel
with us, fences will topple,
brick walls ripple and fall,
there will be no more boots.
Meanwhile we eat dirt
and sleep; we are waiting
under your feet.  When we say “Attack”
you will hear nothing
at first. .
.
.
.
#MARGARETATWOOD

lunes

SOR JUANA... Dos dudas

Pin It












Dos dudas en que escoger
tengo y no sé a cuál prefiera,
pues vos sentís que no quiera
y yo sintiera querer.


Con que si a cualquier lado
quiero inclinarme, es forzoso,
quedando el uno gustoso,
que otro quede disgustado.


Si daros gusto me ordena
la obligación, es injusto
que por daros a vos gusto
haya yo de tener pena.


Y no juzgo que habrá quien
apruebe sentencia tal
como que me trate mal
por trataros a vos bien.


Mas por otra parte siento
que es también mucho rigor
que lo que os debo en amor
pague en aborrecimiento.


Y aun irracional parece
este rigor, pues se infiere,
si aborrezco a quien me quiere,
¿qué haré con quien aborrezco?


No sé cómo despacharos,
pues hallo al determinarme
que amaros es disgustarme
y no amaros disgustaros.


Pero dar un medio justo
en estas dudas pretendo,
pues no queriendo os ofendo
y queriéndoos me disgusto.


Y sea ésta la sentencia,
porque no os podáis quejar:
que entre aborrecer y amar
se parta la diferencia.


De modo que entre el rigor
y el llegar a querer bien
ni vos encontréis desdén
ni yo pueda hallar amor.


Esto el discurso aconseja,
pues con esta conveniencia
ni yo quedo con violencia
ni vos partís con queja.


Y que estaremos infiero
gustosos con lo que ofrezco,
vos, de ver que no aborrezco,
yo, de saber que no quiero.


Sólo este medio es bastante
a ajustarnos, si os contenta:
que vos me logréis atenta
sin que yo pase a lo amante.


Y así quedo, en mi entender,
esta vez bien con los dos:
con agradecer, con vos;
conmigo, con no querer.


Que aunque a nadie llegue a darse
en esto gusto cumplido
ver que es igual el partido
servirá de resignarse.

martes

Dónde, Santiago Maldonado dónde está?

Pin It
No olvidaré tus ojos
no olvidaré el río

ni olvidaré/ que sin las aves negras de vuelo bajo/ carroñeras/ no sería un primero de agosto/un día.de agua triste / de frío impetdonable/ en este bosque de nieve venerada

No olvidaré tus ojos
no olvidaré el río

te imaginaré seguro
en viaje hacia Cushamen
hacia la ruta, hacia al amigo
con tu inocencia intacta
de claridad en el paso

no olvidaré tus ojos
no olvidaré el río

y te veré en otros/ en muchos otros/ se me vendrá al alma tu mirada certera/ implacable y blanda/ destello de dulzura/ tu mirada clavada para siempre / y.mi hermandad en ella/ aunque nunca lo sepas/aunque crea en el canto de sogas invisibles que unen/y los seres son nudos en la red/ y las redes son redes

pero no de estos ríos/ ni de mares/ ni del aire/ no sirven para atrapar aves negras /acechando/son redes grandes para atrapar al mundo/ y mecerlo como a un niño/ay como a un niño huérfano/ y bello y hambriento/ mecerlo hasta calmar su llanto/ inmenso gutural

no olvidaré tus ojos
no olvidaré el río

Carolina Biscayart poeta dinahuapense

viernes

Claudia Noguera Penso (Venezuela, 1963)

Pin It


Yo te busco desgastándome
y espero que la línea del paisaje
se haga una sola.
Yo me siento a esperarte
con la certeza de que llegarás
por destino, por deseo.

Te encierro en mis palabras
las que repito cada día
las cotidianas
para que las escuches a lo lejos
cualquier lejos.

Y nunca te pierdas.

martes

Margaret Atwood

Pin It
(...)

Necesito ojos de lobo para ver
la verdad.

Me niego a mirarme en un espejo.

Que lo salvaje exista
o no
sólo depende de quien viva en ello.




de The Journals of Susanna Moodie. Oxford: Oxford University Press, 1970.

también hay versión española de Lidia Taillefer y Álvaro García de 1991 en la editorial Pre-Textos]

domingo

Mariana Rinesi ( Argentina, 1981)

Pin It
19:20  LLUEVE

como si el cielo se hubiese cansado de tanta pena
como si alguien allí arriba quisiera barrer esta mugre
limpiar los vidrios
rotos
enormes gotas y neblina

Primera vez que observo el cielo
hace tanto
Como la gata a la espera de los grillos
o de una sola razón
para rascarse

Acá también huele a sangre seca
huele a la última vez que te resguardaste entre mis piernas
Qué importa la ropa mojándose por siempre
ni el sol oculto ni los pájaros en silencio

Huele a la primera vez, también, de algún cuento

La noche vendrá tranquila y triste
una vez más guiñando y el ocaso


PIEDAD BONNETT (Colombia, 1951)

Pin It


VOY A OLVIDARTE, TE LO ADVIERTO;
voy a sacar de mi corazón las tardes y los besos,
voy a matar las neuronas que aún te recuerdan
como eras hace dos meses.
Voy a olvidarte, te lo advierto.
Y un día, quizás mañana, hasta llegue
a pensar que nunca exististe,
que te parieron mis sueños,
que tu canto era sólo la noche y el viento
silbando.
Te voy a olvidar, te lo advierto.
Voy a olvidar tu cara, tu cuerpo,
las palabras de amor que pronunciaste
las voy a suprimir de mi vocabulario.
Ya no haces falta... es cierto;
Voy a suprimirte de mis hábitos,
voy a borrar las letras de tu nombre,
sílaba a sílaba.
Tus boca bien puede remplazarla otra boca rosada,
el calor que inventaste bien puede suplirlo otro fuego.
Voy a olvidarte, te lo advierto.

martes

Gabriela Wiener ( Perú, 1975)

Pin It
La fuerza del cariño



hoy mamá vino a visitarme
estuvimos viendo “La fuerza de cariño”

en la película
una madre y su hija adulta toman té luego de un baño reconfortante
y conversan de sus vidas tendidas en una ancha cama

es gracioso
nosotras vemos la tele acostadas en mi cama matrimonial

pero no tomamos té

como una vaca y su ternero
sólo juntamos nuestras narices y nos damos leche

nos vamos antes de ver morir a la hija
mejor
sino hubiéramos llorado juntas
y es horrible llorar por ese tipo de cosas


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...