jueves

2000 rondas a la Plaza: Ellas, nuestras MADRES

Pin It
Las golondrinas de Plaza de Mayo, 
 observan la gente,
desde el mismo árbol,
 y al llegar el verano,
la ciudad se cubre de flores,
 vienen y van... 
 Las golondrinas de Plaza de Mayo,
 se van en invierno, 
 vuelven en verano y si las observas, 
 comprenderás que solo vuelan en libertad...

martes

Alejandra Dening (Argentina, 1975)

Pin It
Veo gente matándose
y al ver que mis palabras no existen
me pregunto si la muerta no seré yo.

Veo gente haciendo elecciones de vida
que sólo logran enterrarla más.

La belleza,
pasa por el nivel de enredo
haciendo de la punta del ovillo una utopía.

El placer,
es sólo para una efímera parte del ser
embadurnando de malaria a todo el resto.

La multitud,
-con los ojos medio cegados-
es manejada como caballo manso

todos van hacia adelante
sin atinar a erguir sus cuerpos
ni sacar la fuerza capaz de tirar al tirano
para ahorcarlo en su propio látigo.


de Con la vida atragantada, Ediciones del Dock, 2007.

Yolanda Blanco ( Nicaragua, 1954)

Pin It
MUJEREMA


Yo, Yolanda
creada
nacida mujer
De pie sobre este incierto ochenta y tantos
Yo, insulsa
pueril mujer
Dicha el macho castrado
el ser de cabellos largos
e ideas cortas
Oculta de rosa
de núbil doncella
de hembra tesoro de mi corazón
para febricitantes campeones
En cuarentena
paria
ilegal de la familia
Ciudadana de segunda
burócrata sin rango
De repente sortaria de un voto sin boca
A destajo
trabajadora proletaria
en pleno subdesarrollo.
Yo entonces
levantándome mujer
le pido prestado al mono su organillo
y balbuceo:
Doy las gracias por mi sexo
por la luna que rige las mareas mías
por esa sangre mensual vuelta mis hijos
por la apremiante vindicativa de lerdos
vilipendiosos códigos
por mis siglos sumisos de pronto altaneros
por las costumbres sociales que algún día
me devolverán el día
Porque son distintos
pene clítoris
falopios epidídimos
porque son lo mismo
retinas aortas
cisuras de Silvio
adrenalinas
metatarsos metacarpios
por mi barriga
mis callos
por cada uno de mis vellos
por trepar cuesta abajo
soñando
y
dando con el mazo.

domingo

Reina María Rodríguez (Cuba, 1952)

Pin It
Miedo

Miedo
ese ser raro que yace y no sabe por qué tiembla
ese ser que no aprende
ese fantasma con sus empobrecidas nebulosas
ese espejo sin forma ni rostro donde habito
llevaba muchos años esperándote
llevaba mucho tiempo perdido por el mundo.
a veces
no puedo sentir        
estoy cansada de las pequeñas revoluciones de
la imaginación
de los consejos y las apelaciones.
sentada sobre el miedo de correr
podrás encontrarme
pero no me hagas más realidad que
transparencia.
estoy cansada de los llantos y los golpes
sin sentido
dónde quieres que esconda mis crueldades.
yo también traigo mentiras
y es muy difícil ser una mujer
y es muy difícil hacer la poesía
tengo miedo de la anestesia que nos corta
los sueños
no quiero visitar los hospitales
donde se pudre y nace
la calidad humana.
tengo un miedo feroz contra la vida.
yo quería hacerme una casa
donde meter toda la gente
todos los vagabundos de mi pecho
sus alrededores y lejanías.
busqué los precios de infinito y de la multitud quise comprarlos.

pero en el mercado del amor había subastas
créditos.

es mejor que duermas ya
que te quedes dormido
que sueñes con otra mujer que no ha sido violada
que no ha padecido
y te dice que sí
que mira y no se azora
que vive y que no grita
yo tengo miedo
y no sé quererte muchas veces.

jueves

Maria del Carmen Colombo(Argentina)

Pin It


En qué rueca la voz trama su tejido para que la
           expulsada sea una llama de leche
una virgen purísima saliendo  de su llave


En qué mundo los dijes comienzan a sonar
        al ritmo de tu aliento o al soplo del espíritu
En qué lugar el tiempo se transforma en espacio
          donde el grito ha dejado su plumaje de cóndor


En qué jardín entierro los silencios, en qué
          cielo levanto las palabras
Desde dónde te llamo.



 ***

Las aguas cubren  tu ajuar
                            con un rostro de arena

solo horada este cielo derramado en las sombras
                        una pequeña nave

como piedra lanzada   yo me morí
en la aldea de tu mano

 ***

Echa las velas
           púrpuras como lazos de seda

Alguien duerme
cuando el otoño es una mejilla húmeda y el
              viento tu canción


La muerte siempre amanece en el primer lugar


Detrás del miedo el mundo es sangre seca, la
              edad en ruinas  
mi perdida estación     
***

 Donde el silencio llega como lengua de piedra
           caídas  precipicios  guardo
la soga que ha colgado a mi corazón
          en medio de la calle

Desnudo este pañuelo cubriendo mi ceguera
           así lo guardo
y a despecho del dolor el viento eriza
       la palabra perdida  la palabra gastada
la palabra


La edad necesaria (1978, Ed. Buenos Aires Sur). La nueva versión corregida y aumentada de este libro será subida en la sección de e-book, de la página dirigida por Ramón Fanelli y Marion Berguenfeld.

lunes

AGOSTO, CAÑA Y RUDA.

Pin It




NI CHICHA NI LIMONADA ( voz: LILIANA HERRERO )

Para agosto caña con ruda
Valetón agreste de lunas
Tutiá, pichana y barro,
Madrugada de lagunas
Con tu pala terrón de soles
Taipa y siembra de septiembre
Arrugado sobre el monte
Caraí* octubre llueve.
Taipero poriajhú*
Domingo largo
La noche va llegando
De otros pagos
Se cimbra el arrozal
Lorada y parva
Galleta chicharrón
Mate y cigarro.
Para marzo es tiempo de corte
Corazón de viento norte
Cosecha guayaca llena
La bailanta y polvareda
La luna es un camalote
Que florece en cada aguada
Tu sombra vuelve silbando
Orillando la alambrada.
Taipero poriajú
Domingo largo
La noche va llegando
De otros pagos
Se cimbra el arrozal
Lorada y parva
Galleta chicharrón
Mate y cigarro.

Taipero Poriahú (Chamamé)
Letra: Pocho Roch
Música: Antonio Tarragó Ros

Flor García

Pin It



A Milagro

Del otro lado de las rejas, 
estatuas vivientes.
Inmóviles. 
Sienten. Pero sin que se note.
No se puede notar, es así su rol en este mundo.
Ríen con un buen chiste, pero sin muecas.
Lloran por penurias, pero sin lágrimas.
Miran al costado, pero solo de reojo y con disimulo.
Allí donde el silencio es el principal compañero, ellas habitan.
Lo veo desde este lado de la reja.
Soy su compañera de celda.
Ella sí se mueve.
Ríe con mueca y llora con lágrimas.
No quiero soltarla.
Soy una estatua viviente más.
Tengo una venda transparente que tapa mis ojos.
Tengo una balanza en mi mano.
De un lado puse hierro y del otro puse algodón.
Yo la traje aquí.
Y soy yo quien dirá cuando se irá.
Yo la quiero tener acá.
Me gusta estar acompañada.
Especialmente de gente que aborrece mi existencia.



Poema de Flor García. Estudiante de derecho y de actuación. Militante Nacional y Popular. Dos pasiones: la política y el arte.



miércoles

Ivonne Bordelois(Argentina, 1934)

Pin It





Carta a los amigos

Estimados amigos
tropa alegre de gente inteligente porteña y vivaracha
que puebla nuestras calles arboladas florecidas
con su ingenio y sus noches de bohemia
con sus poemas y sus libros y artículos y ensayos igualmente florecientes
siempre amaneciendo cada día en mi pantalla
con sus blogs y sus citas y sus invitaciones
y sus presentaciones
y sus consideraciones y reflexiones
con fotos de Venecia y de osos polares y de castillos húngaros
con nietos y biznietos que sonríen cual frutillas en un prado lejano
convocándome a la guerra, a la paz o a la Virgen de Luján
a recobrar un deudo o saldar una deuda
con la historia, la patria o la poesía

muy queridos amigos
vengo aquí a recordarles
que a mis setenta y cuatro años
he recordado a Mallarmé:
la chair est triste et j´ai lu tous les livres
en mi recuerdo sin embargo, la chair era gloriosa, y en cuanto a libros,
todos están en Internet,
hay noches en que Dante me persigue tenazmente porque aun no he leído su Inferno,
el Quijote me espera ansiosamente bajo un sauce a la orilla de un verano inaccesible
trabada como estoy por nuestras creatividades, amistades y necesidades
de Cruz Roja, de aplausos y pequeñas bendiciones
para nuestros narcisos heridos y afligidos
(qué es la fama? un frenesí?)

y por lo tanto ruego
un poco de piedad para esta anciana atosigada atolondrada perseguida y acosada
por el esperma incontenible de nuestro genio incomprendido

yo vengo a ofrecernos una tregua
a nadie haré leer mis poemas −salvo éste, que será el último, por cierto−
a nadie contaré mis esperanzas
de Premio Nobel,
nadie sabrá de mis diarios ni de mi mente metafísica

los yunques y crisoles de mi alma
trabajan para el polvo y para el viento,

todo me ha sido dado y sin embargo aun no he escrito el poema

(a veces me canso de ser hembra)

mis papeles se irán conmigo al río
donde Heráclito me espera en el lugar de siempre

(hoy es siempre todavía)

yo les ofrezco en cambio este patio perfecto de silencio
donde canta la calandria inmortal de mis infancias.

Denise León (Argentina,1974)

Pin It


Llueve en la tierra,
Señor.
Ella está acostada
en el barro
y sabe bien
que
las madres
gobiernan.

Blanco
de lluvia.
Blanco
de salvación.
Ella duerme
en el barro.
Los vientos cambian,
ilegibles:
ser hija
y estar presa
son lo mismo.
En el aire
de mediodía
–que era
un desmayo–
alguien
encendió
la chispa
y ardió
todo
el campo.
¿Qué fragancia?
¿Qué viento?
¿Qué esperanza?
No quedó nada.
Los animales
no logran comprenderlo
y regresan
como si dijeran
dónde está el hogar.
¿Cómo fue posible
la vida?
Todo era diferente
el otoño pasado.
La tierra
se comportaba
como si nada malo
pudiese ocurrir.
Solo hicieron falta
una chispa
un viento
una nada.

de Templo de pescadores, Alción, 2013.

ROSABETTY MUÑOZ (Chile, 1960)

Pin It


LA FLOR DE LA DICHA


Aquí, a orillas de la mesa
con la ventana entreabierta
y una tetera silbando monocorde,
el instante despliega su andamiaje.

Descanso el rostro sobre el brazo
y me dejo recorrer por esta paz.
Ya antes de todo, ahí
en ese sitio
estaba concentrada la plenitud.

El fuego, la luz, los objetos amados
reunidos en capullo
se abren sin aspavientos.

Es la flor de la dicha
que estalla unos segundos
y perfuma, al extinguirse,
los demás momentos del día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...