sábado

A la siesta

Pin It
Tamara kamenszain



A la siesta del juego en el ropero y
contra el orden prohibido de la ropa
se difraza de madre encuentra el metro
del que viene, patrón en que se agranda.
Taconeando avanza por la casa
hacia la edad que incuba su vestuario
y en adelante a cada paso crece
una memoria para el gusto, un campo
que a su modelo impone una distancia.
Vértigo encimado entre costuras,
hoy está tironeando el parecido
de la manga que entuba ese pasado.


de La Casa Grande.

1 comentario :

nélida dijo...

¡¡¡Cuántos recuerdos entre tafetas y encajes oliendo a polvo Coty,y a Chanel N° 5, olores de madres, tías y abuelas como una promesa de futuro latiendo en mis ojos...

Nélida, pasada de luvia, harta de gris...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...