domingo

Lila Guerrero (Argentina,1906-1991)

Pin It


Es la hora de la sangre.
Es el diluvio de la sangre.
Herido está el hombre.
Herida está la historia.
Sangra la tierra, el cielo y la bandera.
La sangre sube poco a poco nublando la mirada.
Y sólo en medio de la sangre, veo,
a mi hermano siempre niño, por todas sus heridas sangrando.
Yo veo sus ojos valientes llamando.
Y no puedo estar a su lado,
y no puedo vendar su herida.
Pero yo estoy sin embargo a su lado
en la hora de la sangre
con mi dolor armado.

Lila Guerrero (Argentina,1906-?)

Fue poeta, cuentista, ensayista y traductora. Cursó estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Viajó por varios países europeos y vivió durante algunos años en la ex Unión Soviética. Tradujo al castellano a importantes escritores soviéticos de la Revolución de Octubre: Fadeiev y Ostrovski entre otros; se le debe la primera traducción directa del ruso del poeta Maiacovski. Fue una ardiente militante antifascista. Su poesía no demuestra un excesivo cuidado en lo formal y cae con frecuencia en el prosaísmo, pero en lo conceptual es directa, sabe a donde se dirige y transmite su mensaje -a veces retóricamente- sin medias tintas. Citamos tres de sus libros editados: "Pasional argentina", "Dolor armado" e "Intimando con el cielo".

8 comentarios :

Anónimo dijo...

Lo absurdo de una guerra...Solo perdidas de lo que no volvera a ser,lo irrecuperable.

muy buen poema,Aida.
besos

Agus dijo...

Dolor y silencio


Agustina

antonio dijo...

Pero yo estoy sin embargo a su lado
en la hora de la sangre
con mi dolor armado

una bella coda para un doloroso final.

Saludos, Antonio

Anónimo dijo...

Desconocida poeta para mi, pero de una hondura indescriptible su poema.

Un gusto leerles, MariBel

Sole dijo...

Se pueden enviarles poemas? lo intentare.Al mail de siempre?
Muy hermoso el poema/recuerdo/memoria.

Besis, Soledad

Anónimo dijo...

Nunca cierran las heridas?


parece imposible.
Marcelo

Ramón Minieri dijo...

Gracias por esta poesía de Lila! Y por la generosidad con que hacen y ofrecen este blog. Algo quiero compartir: el momento en que Lila va a visitar a su compañero Luis Sommi, preso político en Neuquén, y al despedirse insiste en dejarle una rosa. A pesar de todas las prohibiciones y furores de los guardianes, porque "las flores estaban prohibidas", ella logró dejarle esa ofrenda de amor a su compañero.
Ramón, el patagónico.

Anónimo dijo...

Lila Guerero murio 20 anyos atras. Su sobrino es un pintor y escritor estraordinario ruso Maxim Kantor, que vive en Oxford, Inglaterra. Aqui esta su pagina de web: http://www.maximkantor.com/Index.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...